El país requiere pluralidad mediática presidente del Inai

0
4

 

*Francisco Javier Acuña descarta opacidad y pelea con el presidente

México, 8 Jul (Notimex).- El Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) fue instrumento decisivo para que se abriera la lista de cuatro mil 12 personas y empresas que recibieron dinero público por publicidad gubernamental, señaló el comisionado presidente, Francisco Javier Acuña.

Entrevistado por el periodista Gabriel Bauducco para Notimex, detalló que son 798 personas físicas y tres mil 214 empresas, y descartó que sea ilegal porque la pluralidad mediática, con voces que oxigenen el ambiente, es indispensable.

“No, jurídicamente hasta este año; incluso los gobiernos en el mundo tienen que comprar publicidad oficial a los medios porque necesitan llegar a toda la sociedad y no por la voz de ellos mismos”, indicó.

“No es el caso único de México, en las democracias más avanzadas requieren que haya medios y que haya pluralidad; es más, los gobiernos se ven en la necesidad de salvar a un medio que está a punto de desaparecer, sea un periódico, una televisora, una radio”.

Dijo que serán los analistas y especialistas los que dirán a todos los mexicanos si todos esos encargos pagados del gobierno en cualquiera de las modalidades de gastos de comunicación social o de publicidad fueron correctos.

Aunque reconoció que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido severo con sus señalamientos al Inai en los primeros meses de su gobierno, descartó que sea un organismo que contribuya a la opacidad.

Sobre algunas acusaciones concretas como el caso Odebrecht, señaló que “hemos resuelto más de 18 casos a lo largo de los últimos años; abrimos en los demás, y en el más delicado no pudimos abrir de inmediato por una razón.

“Porque todas las averiguaciones previas son reservadas por ordinario y de ley, y esa era una, la que se seguía y se sigue en contra del exdirector y de otros funcionarios, que no sabemos algunos ni quiénes son, de Pemex”.

Precisó que “teníamos que seguir el ritual; el protocolo era reservar cualquier averiguación previa sea contra fulanito, zutanito, perenganito, estén esas personas o no en el peor momento de persecución o señalamiento mediático o político”.

De acuerdo con Acuña Llamas, fueron cambiando su posición “porque el ahora titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, reveló hace casi un año o poco más que había indicios para acusar la campaña del expresidente Peña Nieto conectada con fondos de Odebrecht”.

Cuestionado sobre si los organismos autónomos son “elefantes blancos”, estimó que “no, los organismos como el Inai somos pedazos de lo que antes fue un presidencialismo, que gobernaba a sus anchas, a su entera satisfacción, sin ningún tipo de topes o controles”.

Francisco Javier Acuña, quien declaró que gana 107 mil pesos es decir, menos que el presidente, acotó que “nosotros no salimos a controvertir nuestros salarios; cuando el presidente llegó y mandó su iniciativa de salarios al Congreso y nos dijo que era una lógica que este país de tantos pobres tenía que tener una austeridad republicana, en el Inai fuimos muy sensibles a esa determinación”.

En cuanto a los reclamos de los ciudadanos por la falta de protección a los datos personales, aclaró que el Inai no puede perseguir a los que llaman por dos razones: primero, el mercado negro de base de datos es mundial y México tiene un enorme trecho, además Internet y la vía digital no se pueden intervenir porque no hay una regulación al respecto.

“El Inai protege los datos personales de personas concretas y tenemos muchos casos y hemos emitido muchas multas y sanciones a particulares que lo han hecho”, expuso.

Sin embargo, hay casos en los que no puede intervenir porque se trata de empresas que usan “call center” y no se puede regresar la llamada, en ese caso son evidencias o probabilidades y esas son muy difíciles de sancionar, explicó

El comisionado presidente del INAI negó algún desacuerdo con el presidente López Obrador. “No, sería muy poco inteligente tan solo atreverme; si es un figurón de un tamaño inmenso, el presidente es el jefe del Estado mexicano.

“Hemos tenido la valentía de aclarar cuando ha habido ese tipo de menciones que él ha hecho muy duras, algunas; pero también tenemos la grandeza de reconocerle, lo hablo en plural, del grupo aquí en el colegio, cuando él nos ha reconocido”.

Afirmó que “tenemos que demostrar autonomía y la única manera de demostrar autonomía es demostrar que no somos y ni queremos ni podemos intentarlo ser sus favoritos o sus cercanos”, y confío en un encuentro pronto con el Ejecutivo federal.

A su parecer, para que haya un cuerpo colegiado vivo tiene que haber discrepancias saludables, convenientes, naturales y ciertas. “Es una mentira que se diga que en los órganos colegiados viven en la unanimidad”.

Tras señalar que su labor como presidente del Inai concluye el 12 de mayo de 2020, refirió que estas instituciones no son de poder, en el sentido que característicamente se ubica al poder.

“Esta institución disipa dudas importantes de la población, que aclara situaciones como las que hemos mencionado. Esta situación establece, en los ciudadanos que las van entendiendo y las van usando, la oportunidad de volver a creer en el gobierno en su conjunto porque sabes que somos funcionarios públicos”.

En el mundo, añadió, todos los que tienen un encargo público viven una mala racha, “porque hemos fallado históricamente, porque hemos desatendido las necesidades reales, porque no hemos sido capaces de ser transparentes y sólidos frente a la sociedad”.

“Hay un repudio, tristemente lo debo confesar, a los servidores públicos y tenemos que asumir esa cuestión con humildad y hacer lo que nos toca para volver a ser considerados por la gente”.

Respecto al Sistema Nacional Anticorrupción, refirió que aún hay huecos, uno de ellos es el nombramiento de magistrados. “Sin los magistrados no tenemos manera que las sanciones que se pueden aplicar a quienes han cometido delitos de corrupción y se persigan hasta llegar a la eficacia”.

Francisco Javier Acuña sostuvo que “el Inai ha venido resolviendo cada vez más recursos, y eso habla que la gente, a pesar de haber un ambiente reacio a las instituciones públicas, está confiando más en estas”.

Planteó que en el caso de afiliados a sindicatos que piden protección de datos, cuando sean funcionarios públicos “por esa razón se tienen que saber sus nombres como se tiene que saber el nombre la persona que recibe una beca o una despensa”.

El Inai, enfatizó, “ha sido y es un custodio preventivo, que ayuda, enseña y propone fórmulas para que hagamos la era digital con mayores cuidados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here