Transparencia para evitar distorsiones en programas científicos Conacyt

0
4

 

México, 10 May (Notimex).- Con miras a integrar un único sistema nacional de investigadores que garantice derechos laborales del sector, autoridades del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología realizarán una evaluación del programa Cátedras Conacyt para definir mecanismos transparentes de inserción a los centros científicos.

La directora general del organismo, María Elena Álvarez Buylla Roces, afirmó que existen distorsiones en la operación de este programa, que a través de convocatorias apoya a jóvenes interesados en incorporarse a proyectos de instituciones educativas y científicas.

Un ejemplo de ello, dijo, es que los especialistas han sido asignados a servicios y no a labores científicas.

Existen casos en que son asignados a consorcios que, en su opinión, fueron constituidos de manera acelerada en los últimos años, muchas veces sin sustento legal, lo que solo generó competencias entre científicos y distorsión en el sentido de los centros públicos del sistema del Conacyt.

Durante la mesa de diálogo abierto y plural con más de 100 jóvenes investigadores miembros de Cátedras Conacyt, la científica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) garantizó los derechos ya adquiridos de los becarios incorporados a ese programa, cuyos convenios en términos generales tienen una duración de 10 años.

No estamos, dijo, para poner un parche a un parche, sino para resolver de raíz el problema y "garantizar un trato justo y equitativo entre los jóvenes y los científicos maduros y muy maduros".

Cuestionada por los becarios que ocupan las cátedras por no tener garantías y certidumbre, Álvarez Buylla insistió en que su propuesta es establecer un diálogo en el que ellos participen en la integración de un sistema nacional científico que tenga como base mecanismos de transparencia y justicia laboral.

“Ustedes ya tienen un camino andado, tienen derechos adquiridos, pero hacia lo que queremos llegar es evitar distorsiones e injusticias en los criterios de evaluación; apoyarlos en su incorporación a las instituciones porque puede haber cuestiones mafiosas en las mismas para que se ocupen las plazas”, detalló.

En ese sentido, la titular del Conacyt pidió a los incorporados a este programa a organizarse y nombrar al menos 15 representantes de todo el país para trabajar de manera conjunta una propuesta que entregarían a la Subsecretaría de Educación Superior.

Se trata de que los ahora becarios a través de ese programa, se incorporen, una vez que concluya su beca, a las instituciones donde se encuentran adscritos.

Detalló que ese trabajo deberá realizarse en coordinación con las instituciones de educación superior, centros e instituciones públicas que reciben a los jóvenes, ya que la consolidación del sistema nacional científico se relaciona también con los mecanismos de las dependencias para la ocupación de plazas.

“Nosotros concebimos de manera virtuosa este programa (Cátedras Conacyt) si se relaciona con un crecimiento científico de los académicos, y que cuando concluya su convenio estén en las mejores condiciones de competir por una plaza en las instituciones”, enfatizó.

La integración de dicho sistema implicará también la evaluación del Sistema Nacional de Investigadores, ya que para lograrlo se requieren de criterios generales y concursos nacionales, sin subsistemas ni grupos de jóvenes investigadores.

Reiteró que la prioridad es desarrollar investigación para atender los problemas nacionales, y comentó que realiza gestiones ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para obtener recursos y, en su caso, apoyar a las instituciones para que puedan dar cabida a los científicos que concluyen su compromiso con Conacyt, a través de las cátedras.

Álvarez Buylla invitó a los jóvenes a contribuir con el organismo para tener una base de datos actualizada de este programa, a fin de proponer, en al menos dos meses, una primera propuesta a las instituciones que ayude a su incorporación como investigadores.

Sobre el tema, María del Carmen de la Peza Casares, directora adjunta de Desarrollo Científico del Conacyt, dijo que la meta es una política de estado que permita la consolidación del sistema.

El Conacyt, planteó la funcionaria, es una gran nómina que impide operar y otorgar el financiamiento para el desarrollo de la investigación.