Salud se recibió hecha un «adorno», dice AMLO y designa a funcionarios

0
4

 

 

Jáltipan de Morelos, Ver. 27 Jul (Notimex).- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que para el fortalecer el sistema de salud federal se tomará en cuenta la estructura del Seguro Social, que resistió todo el “vendaval” que significó el periodo neoliberal y cuya herencia es una Secretaría de Salud hecha un “florero o adorno”.

Al visitar el Hospital Rural 22, de los 80 pertenecientes al programa IMSS Bienestar que recorrerá en todo el país, indicó que en aras de mejorar este sistema designó en la coordinación de abastecimiento de medicamentos e insumos médicos a Alejandro Calderón Alipi.

Mientras la Coordinación Nacional Médica será responsabilidad de Alejandro Svarch Pérez, el encargado de la infraestructura médica será Carlos Sánchez Meneses, y Víctor Lamoyi atenderá la regularización de la situación laboral de más de 80 mil trabajadores de la salud.

En su discurso, el Jefe del Ejecutivo llamó al personal médico y enfermeras a ayudarlo a poner de pie al "elefante reumático y mañoso" que dejó el gobierno anterior, y entre cuyas herencias está, precisamente, la Secretaría de Salud convertida en "florero o adorno".

"Que me ayuden porque no es nada más un asunto de presupuesto, tiene qué ver con la actitud que tengamos, que estemos dispuesto a servir a los demás. Esto tiene qué ver mucho con el humanismo, con el amor al prójimo. Que nos ayuden porque tenemos que poner de pie el elefante reumático y mañoso", dijo.

El presidente López Obrador, quien estuvo acompañado por el gobernador Cuitláhuac García, y por el titular del IMSS, Zoé Robledo, pidió a quienes se ocuparán de fortalecer el sistema IMSS trabajar duro, pues recordó que es fácil distinguir a quien "no le pega el sol" y tiene el "blanco pucho" o "amarillo burócrata".

También reconoció la inseguridad que se vive en la zona. "El director me dijo algo: que no hay especialistas porque hay un grave problema de inseguridad. Entonces tenemos que resolver el problema de la inseguridad, de la violencia y también que no falten los médicos, que no falten las enfermeras, los especialistas".

Durante su recorrido de Oaxaca a Veracruz, el presidente López Obrador se detuvo a saludar a pobladores de la comunidad Donají, municipio Matías Romero; se bajó de la camioneta y escuchó las demandas de la población.

Posteriormente, diálogo con habitantes de Sayula de Alemán, Veracruz, donde megáfono en mano llamó a la reconciliación y expresó que "éste no es tiempo de pelear".