Inauguran en la Alameda el Festival de Arquitectura y Ciudad Mextrópoli

0
10

 

México, 9 Mar (Notimex).- Con la inauguración de instalaciones como "Tezontle Ludens", ganadora del concurso Arquine y Pabellón 1800, inició la sexta edición del Festival de Arquitectura y Ciudad Mextrópoli, que se realiza del 9 al 12 de marzo.

Durante la apertura en la Alameda Central de esta ciudad, Miquel Adriá, director de Arquine, comentó que es una oportunidad para celebrar la ciudad, para abrir una ventana que permita ver un lugar extraordinario.

“Pero una ciudad como ésta, la tenemos que ir pensando, y repensando año tras año y generación tras generación. No existe una terminada, porque estas son un proceso permanente en estado de construcción y por eso tenemos que irla definiendo más equitativamente”, expresó Adriá.

Advirtió que si hoy no se está haciendo nada, “nos estamos quedando atrás, si hoy no somos capaces de tener unas calles más completas que privilegie al ciudadano, que haya carriles confinados para las bicicletas y patinetas, seguiremos siendo una ciudad que otorga privilegios a los autos”.

Apuntó que los pabellones son construcciones efímeras, eventualmente reciclables, y que sirven precisamente para construir propuestas y gozar el espacio público.

En tanto, Andrea Griborio, directora del festival, mencionó que las instalaciones colocadas en la Alameda Central, fueron libres de plantear su propia temática, porque lo más importante siempre es que al estar en un espacio público puedan convertirse en un elemento más e invitar al público a interactuar y jugar con ellas.

Describió que cada una está hecha de diferente material, por ejemplo hay unas con globos, madera y pencas, y cada una busca generar experiencias y sensaciones diferentes para los visitantes a esta gran plaza.

La instalación "Tezontle Ludens" es una pieza diseñada por SUMA Estudio que genera una topografía de tezontle temporal en la trama urbana que busca la experiencia visual, háptica y sonora del usuario.

El Pabellón 1800 del Taller Mauricio + Gabriela Carrillo, busca generar una pausa a nivel espacial, a través de estrategias concretas como la contención del espacio, el silencio y el vacío. Es una estructura cónica, cuyo techo está construido con pencas de agave, y que tiene una grieta que permite el acceso, habitar el vacío y mirar hacia el cielo a través del anillo superior.