Necesario reforzar bioseguridad en hospitales y laboratorios clínicos

0
0

 

México, 23 Ene (Notimex).- El uso de dispositivos de bioseguridad de fácil acceso, reduce el riesgo de infecciones por sangre y fluidos contaminados entre personal hospitalario y de laboratorios clínicos, y a la larga es menos costoso, señaló Carolina Trunzo, jefa de Gestión y Procesos de Laboratorio del Hospital Británico de Buenos Aires, Argentina.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, señala que hay más de 20 patógenos infecciosos que pueden ser transmitidos por vía sanguínea, incluyendo sífilis, malaria, y enfermedad de Chagas. Los más frecuentes son el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), la hepatitis B y C.

Dijo que actualmente se cuenta con lancetas y catéteres bioseguros, agujas con sistema retráctil automático, dispositivos seguros, instrumentos de recolección de muestra con sistema cerrado, frascos y tubos con tapón de rosca, entre otros, que hacen más segura su labor.

Según el nivel de bioseguridad y el tipo de laboratorio, se trabaja con diferentes elementos de protección que van desde cabinas de seguridad biológica, trajes especiales, cabinas de flujo laminar, hasta instrumentos sencillos.

No obstante, ningún laboratorio puede ejercer control absoluto sobre las muestras que recibe, el personal puede verse expuesto a organismos de grupos de riesgo biológico más altos de lo previsto.

En el Manual de bioseguridad en el Laboratorio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen diversas recomendaciones para la protección personal, entre las cuales se encuentra utilizar en todo momento batas o uniformes especiales para trabajar.

Es importante el cambio frecuente de esta prenda, al menos cada tres días, debido a que representa una fuente de contaminación microbiológica cruzada, y un elemento de contaminación nosocomial.

El uso de guantes protectores de látex para todos los procedimientos que puedan tener contacto directo o accidental con sangre, líquidos corporales y otros materiales potencialmente infecciosos.

Uso de gafas de seguridad, viseras u otros dispositivos de protección cuando sea necesario proteger los ojos y el rostro de salpicaduras, impactos y fuentes de radiación ultravioleta artificial.

El lavado de manos luego de manipular materiales y animales infecciosos, así como antes de abandonar las zonas de trabajo del laboratorio.

También establece como importante utilizar prendas protectoras fuera del laboratorio, por ejemplo, en cantinas, cafeterías, oficinas, bibliotecas, salas para el personal y baños para no propagar patógenos.

En las zonas de trabajo está prohibido almacenar alimentos y bebidas, así como comer, beber, fumar, aplicar cosméticos o manipular lentes de contacto. Mientras que en laropa protectora de laboratorio no se guardará en los mismos armarios o taquillas que la ropa de calle.

Contenidos Relacionados