Zoológico de Sao Paulo, el más grande de Latinoamérica

0
3

 

* Recibe a por lo menos un millón de visitantes al año

Sao Paulo, 6 Ene (Notimex).- Por lo menos tres mil 200 animales entre nutrias, tigres de bengala, hipopótamos, perros hiena, dromedarios, jirafas, elefantes africanos, osos, aves y una colección completa de felinos y primates conviven en el Zoológico de Sao Paulo, considerado el más grande de Brasil y de Latinoamérica, con un área superior a 800 mil metros cuadrados.

Localizado en lo que originalmente era el Bosque Atlántico, en Av. Miguel Estéfno, 4241 – Vila Santo Estefano, el parque también aloja las nacientes del histórico riachuelo Ipiranga, en el sur de esta ciudad.

Una vez que se cruzan los torniquetes se respira otro aire, las inmensas copas de los árboles sitúan muy bien en una selva. Lejos han quedado los icónicos edificios que caracterizan a la ciudad considerada el dinámico centro financiero de Brasil.

Hay varios caminos a elegir, se puede caminar libremente por todo el parque, del lado derecho se observa un bello y enorme lago que contrasta con un fondo a lo lejos lleno de rascacielos.

El paisaje se encuentra acompañado por decenas de yaguasa careta (una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae)y tras unos pasos más la estatua de San Francisco de Asís pareciera alimentar a las aves.

Enseguida se observan especies de simios como monos-araña, monos araña muriqui del sur, orangutanes y chimpancés, que se encuentran separadas y libremente se columpian entre las lianas y ramas.

Después de llega a la siguiente “casa”, la de las nutrias, que se divierten saliendo y entrando del agua una y otra vez. Si se corre con suerte se puede ver al soberbio tigre de bengala en acción, moviéndose de un lugar a otro, aunque puede ser que ese día prefiera reposar sobre la hierba.

Los hipopótamos se mantienen cómodos debajo del agua. Avestruces, leones, licaón (perros hiena) y dromedarios continúan en el recorrido previo a llegar a un enorme portal que da acceso al Zoo Safari, al que se puede ingresar en vehículo propio o en una van propiedad del lugar. El recorrido dura de 40 a 50 minutos.

Esa parte del zoológico se inauguró el 5 de junio de 2001, posee unos 80 mil metros cuadrados y el visitante puede observar desde muy cerca a decenas de animales silvestres como ciervos, monos clan, monos araña, avestruces, camellos, llamas, leones, tigres y demás animales de la fauna nativa y exótica. Algunas especies pueden ser alimentadas por la gente.

Para quien no cruza el portal el camino lo internará aún más en la jungla, donde destacan enormes jaulas, pues se ha llegado al lugar de las aves, que brilla con el plumaje tan variado y los sonidos y cantos tan diferentes que producen.

Considerado uno de los 10 mejores zoológicos del mundo, el de Sao Paulo posee más de 40 especies de aves: guacamayas, búhos, cóndor, flamingo, halcones, pelicanos, zopilotes y águilas, entre otros.

Tras escuchar los trinos, graznidos, chillidos, ululación y demás cánticos de esos animales endotérmicos, se puede ver a las jirafas, elefantes africanos, armadillos, osos y llegará también a la parte de los felinos, donde hay desde pumas hasta jaguares y variedad de gatos.

Sin duda el Parque Zoológico de Sao Paulo ofrece una clase magistral de zoología ya que además tiene un Mundo Jurásico y un pequeño cinema 2D y 4D.

El lugar se convirtió en la primera institución brasileña en proponer y participar en programas de recuperación de especies nativas amenazadas como el tití león, pequeños felinos neotropicales, guacamayos, guacamayos de Lear, bisontes europeos, mastines, cóndores y el único leopardo de las nieves en Brasil y oso de anteojos, a quienes el público puede conocer solamente en ese espacio.

Preocupado por el agua del paneta, a través de su fundación, en 2006 implementó un sistema de gestión ambiental y desde 2007 cuenta con una Estación de Tratamiento de Agua y una planta de tratamiento de aguas residuales, además de una producción de compuesto orgánico, lo que le dio ese mismo año la certificación ISO 14001, que tiene por meta prevenir y mitigar los impactos ambientales derivados de sus actividades.

Desde su apertura, en 1958, ha recibido a más de 85 millones de visitantes. De acuerdo con datos del propio zoológico, recibe aproximadamente a un millón de personas al año.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here