Suma NASA su experiencia a la observación de aves en Norteamérica

0
4

 

México, 30 Dic (Notimex).- En un hecho sin precedente, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA por sus siglas en inglés) ha sumado sus esfuerzos para ayudar a observadores de aves, investigadores y el público en general a monitorear hasta 107 especies de aves en América del Norte.

En su portal de internet, la agencia estadunidense detalló que lo anterior es el resultado de un esfuerzo conjunto con el Laboratorio de Ornitología de Cornell, en Ithaca, Nueva York, mediante la combinación de una base de datos de aves en línea llamada eBird con datos satelitales de observación de la Tierra.

De esta manera, eBird Status and Trends proporcionará una una ventana única a los ciclos de vida de las aves y continuará ayudando a los científicos y ávidos observadores de aves a avanzar en la comprensión de las poblaciones de aves de Norteamérica.

El nuevo recurso el línea está impulsado por modelos de computadora que combinan las observaciones de eBird con datos ambientales de satélites de la NASA, para crear mapas y otros productos que exploran el rango, la abundancia, el hábitat y las tendencias para especies de aves individuales.

Gracias a ello, ahora se pueden contemplar de forma integral el comportamiento de aves como el sapsuckers de vientre amarillo, hasta Palomas de luto, con datos complementarios como cobertura del suelo, cobertura del agua, elevación y topografía de donde están.

La suma de estos esfuerzos entre eBird y la NASA permitirán llenar los vacíos que limitaban las observaciones hechas por los amantes de las aves y ayudará a comprender y aprender el tipo de hábitat donde las aves se encuentran.

Al respecto, el investigador asociado y estadístico de Cornell, que forma parte del equipo eBird, Daniel Fink, explico que se utiliza la información de la cubierta terrestre para producir mapas que permitan predecir dónde ser reproducirán algunas aves, como los arrendajos azules.

Por su parte, el director senior de ciencias de la información en Cornell, que administra eBird, Steve Kelling, aseguró que con esta nueva capacidad ahora es posible mapear por primera vez, a través de visualización de datos, el estado actual de las aves y las tendencias futuras en todo el ciclo anual del más de 100 especies.

Creado por el Laboratorio de Ornitología de Cornell en 2002, eBird ha alentado a los científicos ciudadanos y observadores de aves a contribuir con cientos de millones de observaciones de aves que reúne en un marco científico básico para investigaciones y aplicaciones de ciencia y conservación.

Desde sus inicios, hace 16 años, eBird ha crecido de manera exponencial, “mejorado dramáticamente la calidad de los datos que las personas envían y hemos ido fuera de los Estados Unidos para convertirse en un proyecto global”, subrayó Kelling.

El investigador aseguró que “desde su creación, eBird ha reunido 600 millones de observaciones de 453 mil observadores en más de seis millones de ubicaciones”.