Raphael se reinventa con un disco sinfónico con toque electrónico

0
2

 

 

* Remasteriza sus éxitos en los estudios Abbey Road en Londres

México, 2 Dic (Notimex).- A sus casi 60 años de carrera, el cantante español Raphael, el llamado "Ruiseñor de Linares" no se queda atrás, se reinventa nuevamente a través de “Raphael, RESinphónico” un disco con acompañamiento orquestal combinado con música electrónica.

Desde Madrid, España, el intérprete de éxitos como “Mi gran noche” y “Yo soy aquél”, comentó a Notimex, vía telefónica, los pormenores del proceso de su nueva aventura discográfica, a la que, consideró, como el mejor disco de su larga trayectoria musical.

Grabado entre Abbey Road en Londres, Inglaterra, y MG Studios de Madrid, con “RESinphónico”, Raphael se reinventa con algunos de aquellos clásicos de su extenso repertorio y algunos otros grabados por primera vez desde su lanzamiento original.

Esas notas, advierten que no se supone una segunda parte de “Sinphónico” grabado en 2015 sino “una maravillosa vuelta de tuerca a ese concepto que hoy, realizado con el reconocido compositor Luca Vidal, llevan a cabo un alarde de reinvención con aquellas canciones que Raphael considera como parte de las "joyas de la corona" en su carrera, aderezados con el tono sinfónico y la música electrónica.

A bocajarro se le cuestiona a Raphael cómo y cuándo decidió arriesgarse en esta nueva aventura discográfica a lo que de inmediato responde: “Mira, tú sabes, y no te lo digo yo, que hace tres años yo hice “Raphael Sinfónico”, un disco de un éxito tremendo en todas partes del mundo, donde yo me presenté”.

Como consecuencia de ese éxito el artista español emprendió una de sus más largas giras por el mundo, y a raíz de todo ello, “se me quedó la espina de que eso se podía completar, es más, se podía ir mucho más hacia adelante, así nació este álbum”.

Aunque pudiera sonar presuntuoso, Raphael aseguró “yo soy una persona que me reinvento cada año, me gusta y me hace falta; lo necesito, me aburre hacer siempre lo mismo”.

Es así que decidió unirse al joven compositor Lucas Vidal, para solicitarle esa nueva locura en su vida profesional, a quien él contó esa loca idea que no lo dejaba quieto.

“Él me dijo ‘sinfónico, ¿quieres un disco sinfónico?’ y le dije ‘no, no, quiero más que sinfónico’. Y entonces empezamos a darle vueltas y salió la propuesta de juntar la música sinfónica con la música electrónica y entonces, salió esta maravilla, esta bomba con un sonido especialísimo, pues es la primera vez que se hace esto en el mundo”, señaló.

En efecto, en el material proporcionado por Universal Music, Luca explica que Raphael solicitó algo especial, diferente, novedoso, “una locura”, señaló el joven músico; ambos emprendieron en julio del 2018 la aventura de grabar “RESinphónico”.

– ¿Fue fácil el proceso de selección de los temas que incluye? 

“Luca Vidal lo dejó eso en mis manos, seleccionar todos los temas puesto que necesitábamos canciones grandes, canciones importantes, canciones de estas mías que todavía son joya de la corona, porque necesitaba mucha melodía y mucha historia para poder hacer estos arreglos que son muy cinematográficos también.

“Como verás, yo elegí las canciones, se las mandé, y al mes me mandó el primer arreglo… ah, porque me dijo ‘¿tú qué es lo que más quieres?’ y le dije de pronto ‘yo quiero un “re”’, y él me entendió perfectamente”.

Subrayó que al mes le envió el primer arreglo, y cuando yo lo escuché, me llama y explica: ‘¿esto es lo que tú quieres?’ y le digo ‘esto es lo que yo quería’. Así que es un disco muy querido desde antes de nacer, y creo que a la gente le va a entusiasmar, en España ya está en el número tres de venta en dos semanas que lleva. Y creo que fue un disco histórico para mi carrera.

– ¿Y pudo dormir para hacer la selección de los temas? Son muchos diamantes los que tiene esa corona…

“Lo bueno es que yo tengo un repertorio enorme, y así es que siempre puedo hacer muchos más. Pero tampoco me gusta abusar de ello. Creo que esta jornada, digamos de canciones mías de antes, tendrá su final aquí en “RESinphónico”, y ya lo próximo que haga discográficamente, que ya estoy en ello, va a ser muy diferente. Y sobre todo va ser nuevo, ya verán”.

– ¿Qué tanto aprendió de esta nueva aventura discográfica?

“Bueno, yo aprendo siempre, y en mis conciertos, que son casi a diario, aprendo todos los días, porque tener el público en vivo, al frente, te enseña muchísimo, te enseña lo que debes y lo que no debes de hacer, cuando lo debes de hacer, cuando pega y cuando no pega; el trabajar delante del público te enseña muchísimo”.

Precisó que grabar en estudios importantísimos, “como yo he tenido la suerte de grabar, como fue el caso de Abbey Road, en Londres, que es uno de los mejores estudios del mundo, ¿no? Con una historia enorme; ustedes sólo se llevan el disco y se nota”.

– ¿Qué le dice a usted que este disco es el mejor de su amplia discografía?

“Pues lo que me hace decir que será el mejor, es porque lleva parte de las mejores canciones de mi historia, y sobre todo, yo he tenido la oportunidad en todos estos años de aprender muchísimo, y claro, hago las cosas mejor. Por eso es mejor que los discos anteriores, porque hago las cosas a conciencia. Mi voz la estás oyendo, sigue ahí”.

– Eso es innegable…

“No, es que es anormal que siga ahí. Sí, es anormal que una persona con cierta edad (75 años) pueda tener esta voz tan limpia y tan aguda, no? Es algo que me permite hacer discos maravillosos, y los que me quedan por hacer”.

-¿Podría compartirnos el secreto de dónde sale toda esa energía para seguir innovando o renovando sus éxitos a nuevas audiencias?

“La ilusión, todo esto se consigue con ilusión”, respondió seguro de sí mismo el cantante español más exitoso.

-Pocos artistas se arriesgan a innovar y prefieren quedarse en el confort, pero Raphael siempre ha ido para adelante.

“¡Ay, qué aburrimiento, qué aburrimiento! Es que a mí el confort no me gusta, a mí me apasiona la aventura, el avanzar siempre, aunque te equivoques, porque a veces aún una buena equivocación, está bien, eres humano y te puedes equivocar. Pero el confort, pues eso es cuando ya dejas las cosas en su sitio, y yo no sé cómo decirte que estoy empezando cada uno de todos los días”.

-¿Qué tanto le sirvieron las nuevas herramientas tecnológicas para hacer “RESinphónico”?

“Me sirvió mucho sobre toda la parte… las partes que electrónicas incoproradas, las que hay, porque la gente no se las espera. Y ya te adelanto que la versión de “Mi gran noche” será la reina de todas las discotecas, eso desde luego. Hasta te diré que mi canción más conocida, “Yo soy aquel”, la van a poder bailar en discotecas”.

-A usted lo molesta mucho la palabra “cambio”, ¿qué diferencia hay entre “cambio” e “innovar”, de acuerdo a su percepción?

“Pues el cambio es muy peligroso, cambiar es muy peligroso. sin embargo, renovarse e innovarse, eso es fenomenal, porque el que tú te renueves día a día, y si un día te equivocas, echas ese paso para atrás y vuelves a empezar. Pero si cambias drásticamente y te equivocas, se acabó”.

– ¿Renovar es fortalecer para Raphael?

“Renovarse o morir (risa). Indudablemente, renovar es fortalecerse, aprender mucho, nunca creerse que has llegado al máximo, el máximo está muy lejos y tienes mucho camino por recorrer”.

– ¿Usted ha detectado si el público prefiere al Raphael clásico, más que al actual?

“Pero es que al Raphael clásico lo tienen todos los días, porque parte enorme de mi concierto es de clásico, la gente me lo pide y yo se lo doy. Entonces la gente celebra mucho más cuando yo les doy una pirueta de modernismo, ¿no? Y sobre todo eso me permite presenciar en los estadios o en las salas donde yo suelo trabajar, a miles de personas que la mitad son jóvenes”.

-Hay quienes siguen creyendo, apasionándose con esas letras que usted interpreta, porque usted mismo se ha catalogado como un explicador de historias, de esos que cuentan historias de amor y desamor.

“Así es. Y es que ahora tengo un público nuevo, a raíz de todas estas cosas que yo hago, que es muy joven. Y es maravilloso poder cantar para cinco generaciones”.

– Terminado su producto discográfico ¿le agrada escucharlo? ¿Le ve algún detalle que de pronto considere usted que se le haya ido o haya querido mejorar? ¿Qué crítica le hace usted a su propio trabajo musical?

“No me pidas que le haga crítica que ya empiezo a buscarle defectos jajaja. No, en serio, yo tengo la buena costumbre, de no escucharlos después de que los he hecho y los he dado por buenos para que los puedan fabricar (imprimir y vender). Yo ya no vuelvo a escucharme, porque yo sólo detecto y escucho los defectos y eso es bueno, porque me hace siempre estar muy alerta”.

– Y esa actitud, obviamente, le permite mejorar para el próximo trabajo, ¿no?

“Claro, yo soy tirano conmigo mismo, eso ni lo dudes”.

-Antes de cortar la conversación le insistimos ¿por qué hacer un disco, en el terreno electrónico, por qué no realizar en otro género, ritmo o estilo su disco “RESinphónico”? 

“La explicación se entiende por sí sola: “No, porque yo quería pegar (sic) este contraste tan tremendo que al final, cuando se juntan, se llevan bien como son lo sinfónico con lo electrónico. Lo sinfónico humaniza a lo electrónico, y queda brillante y maravilloso, óyelo, te va a gustar…”, concluyó. 

"El Ruiseñor de Linares" tiene citas en el Teatro de Falla en Cádiz, el 10 y 11 de diciembre y el próximo 17 de diciembre en el Teatro Real de Madrid, para cuyas galas las entradas se encuentran agotadas, para disfrute de esta producción arropada por una orquesta sinfónica. 

Raphael cantará el 10 de marzo en el Teatro Olimpia de París; el 21 de marzo en el Lensovet Palace de San Petersburgo y en el International House of Music de Moscú el 23 de marzo, mientras que la agenda lo tendrá el 4 de julio en el Royal Albert Hall de Londres.

En México promete presentarse a finales del 2019 para dar gusto a sus fans que lo han respaldado desde su primera visita al país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here