Rigoberta Menchú destaca necesidad de luchar por derechos humanos

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share

 

Hermosillo, 29 Nov (Notimex).- La lucha por los derechos humanos es muy importante y por ello hoy día existen normas que protegen las garantías de las personas, consideró Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel de la Paz.

Invitada por el Sindicato Nacional de Jornaleros Agrícolas “Salvador Alvarado” en el marco del Día Estatal del Jornalero Agrícola, la Premio Nobel de la Paz 1992 compartió sus experiencias de vida con los trabajadores del campo.

Al impartir la conferencia magistral “Un legado de paz para las nuevas generaciones”, exhortó a los jóvenes jornaleros a que sean líderes en el servicio social y en la resolución de problemas, a través de la suma de ideas.

Al exponer las adversidades que enfrentó en Guatemala en su lucha por el reconocimiento de los derechos de las comunidades indígenas, les dijo que deben luchar por lo que creen y señaló que es necesario confiar en su autoestima.

“No sueñen con lo que saben que no existe”, dijo y planteó la importancia que tiene valorar lo que sus manos, junto con las de sus padres, pueden hacer.

Menchú Tum planteó que gracias a la autoestima es que ha llegado hasta donde ahora se encuentra, y consideró que para salir adelante es necesario saber resolver un problema y no criticarlo.

Puntualizó que las generaciones de hoy día, tienen oportunidad de resolver los problemas que les afectan, principalmente aquellos entre personas, a través de la mediación de conflictos sociales y la innovación mediante las nuevas tecnologías.

“Los jóvenes tienen mucho por hacer, pues conocen su idioma ancestral, saben leer y escribir en ese idioma y también en español, lo cual les da fuerza para interpretar la vida”, anotó.

Asimismo, dijo, en la actualidad existen muchos peligros para la juventud como son el dinero fácil, la violencia y las drogas, por lo que los exhortó a obtener recursos económicos a través del esfuerzo y el trabajo.

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share