Camboya celebra desde hace mil años su magna Fiesta del Agua

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share

 

 

Phnom Penh, Camboya, 12 Nov (Notimex).- Este año en Camboya la Fiesta del Agua, conocida en khmer como Bon Om Touk, tuvo lugar del 2 al 4 de noviembre. Desde hace casi mil años, los camboyanos celebran este particular festival durante tres días coincidiendo con la luna llena del mes de Kadeuk en el calendario budista, que marca el final de la temporada de los monzones.

Se trata de un evento celebrado en todo el país por millones de personas que subraya el fuerte vínculo que une al pueblo khmer con el elemento agua.

El Bon Om Touk marca la inversión de las aguas del río Tonlé Sap. Se trata de un fenómeno natural único en el mundo: durante la época de lluvias, los fuertes monzones hacen que las aguas del río Mekong fluyan aguas arriba a través del río Tonle Sap hasta el lago homónimo.

Terminadas las lluvias y con un nivel de agua bajo, el curso del río vuelve a dirigirse hacia el mar, dejando atrás las tierras bien irrigadas y abundancia de peces.

El origen de esta tradición se remonta al 1177, cuando una flota de invasores cham fue derrotada después de haber saqueado la ciudad de Angkor, donde había llegada remontando el Tonlé Sap. Desde entonces el pueblo khmer recuerda esta heroica victoria y la conmemora con el festival.

Todas las ciudades de Camboya disfrutan celebrando el Bon Om Touk, pero es sin dudad en la caótica capital, Phnom Penh, donde todos los años se pueden ver los espectáculos más fascinantes.

El propio rey Norodom Sihamoni no se pierde ninguna edición y asiste a los variados espectáculos desde una tribuna de honor dorada y vigilada por soldados.

Los fuegos artificiales, la música y los bailes son el acompañamiento del evento más atractivo, las carreras de barcas.

En los tres días de festival más de 400 largas y decoradísimas canoas, con tripulaciones que van desde 30 hasta 70 remeros, se retan de en dos delante de miles y miles de aficionados alineados en la orilla del río Tonlé Sap.

Las embarcaciones son bendecidas por los monjes y muchos templos organizan sus propias tripulaciones.

La Fiesta del Agua también es una ocasión para que los vendedores ambulantes obtengan unos ingresos adicionales; de hecho, muchos se trasladan a Phnom Penh desde las localidades cercanas más pobres.

El olor de carne a la brasa en forma de brochetas, pescados de río secados, insectos fritos, mazorcas a la parrilla o hervidas, crepes dulces y salados y fruta tropical se extienden a lo largo de la orilla del río.

Personas de todas las edades se reúnen en los cuidados parterres adyacentes al Palacio Real, totalmente iluminados para la ocasión, y se tumban sobre esteras.

Los numerosos turistas extranjeros pueden disfrutar haciendo fotografías y videos e incluso tienen a su disposición un pequeño palco para seguir las carreras.

Además de las carreras de barcas, hay otros tres pilares tradicionales del Bon Om Touk a través de los cuales los camboyanos rinden homenaje al agua.

El primero es el de Loy Pratip, un desfile a lo largo del río de barcazas que tienen instaladas en la cubierta enormes estructuras iluminadas -algunas con velas, otras con bombillas- que representan los símbolos de la cultura khmer y el budismo.

El segundo es el Sampeas Preah Khe, la ceremonia de la luna llena, que se cree que trae fortuna para las próximas recolecciones y en la que se ofrece dinero y largas oraciones.

Por último, el Auk Ambok, un plato local hecho de arroz, coco y plátano que se come después de la medianoche, cuando la gente se reúne en los templos para celebrar la "luna de la recolección".

En la edición de 2010 de la Fiesta del Agua aproximadamente 350 personas murieron y otras 500 resultaron heridas debido a la estampida que hubo en un puente que conecta la isla de Koh Pich con la capital, Phnom Penh.

El pánico lo provocó la policía, que usó mangueras para diseminar a la multitud que estaba en el puente.

El alcance de este acontecimiento fue definido por el primer ministro camboyano Hun Sen como "la mayor tragedia del país en los últimos 31 años desde Pol Pot". El Bon Om Touk fue suspendido y se reanudó regularmente en 2013.

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share