SCT anuncia plan de trabajo en normatividad de infraestructura carretera

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share

 

 

México, 10 Ago (Notimex).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) estableció un plan de trabajo para reforzar la normatividad técnica de la infraestructura carretera del país, luego del accidente ocurrido en el Paso Exprés de Cuernavaca.

Las cinco acciones en la materia tienen que ver con aplicar nuevas tecnologías; mejorar la capacidad hidráulica de las obras de drenajes y puentes; aplicar nuevas sanciones por incumplimientos y en materia de seguridad; considerar los efectos del cambio climático y revisar la infraestructura existente.

En conferencia de prensa, el director general de Carreteras de la SCT, Clemente Poon Hung, señaló que lo anterior se anuncia tras el dictamen técnico de peritos independientes por el socavón en el Paso Exprés.

Dijo que los expertos concluyeron que hubo fallas y omisiones por parte de las empresas y servidores públicos involucrados, y que las posibles sanciones corresponderán a la Secretaría de la Función Pública.

“Entendemos la exigencia de la sociedad, nosotros nos vemos obligados a respetar los plazos marcados para no comprometer los resultados de la misma, y que se finquen las responsabilidades correspondientes y no podemos dar información específica de los responsables, eso le va a tocar a la Secretaría de la Función Pública”, explicó.

Comentó que hasta el momento continúan vigentes los contratos con las empresas Aldesa y Epccor, constructoras responsables del Paso Exprés, debido a que no se han finiquitado, además se cuentan con las fianzas de cumplimiento y anticipos y con los seguros de responsabilidad civil.

“La SCT cuenta con mecanismos para que a partir del deslinde de responsabilidades se ejecuten las acciones administrativas correspondientes. El peritaje nos dará nuevos elementos para consolidar la investigación que realiza el jurídico y que requiere la Secretaría de la Función para las sanciones”, argumentó.

De acuerdo con el peritaje independiente sobre lo ocurrido en el Paso Exprés de Cuernavaca, el accidente ocurrió, entre otros factores, porque no se atendieron los requisitos del proyecto Ejecutivo de la obra. 

Poon Hung dijo al respecto que el proyectista estructural del camino decidió confinarlo con muro de concreto reforzado en ambos lados, con zapatas en el terraplén existente.

Es decir, el proyectista había pedido que se hiciera un embovedado de la alcantarilla, así lo dijo en su proyecto, indicó el funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

“Si eso se hubiera hecho, con seguridad pudiera haber evitado el dislocamiento del tubo, desafortunadamente no se cumplió con este proyecto y se colocó un concreto ciclopeo abajo del muro, eso es lo que dicen los peritos”, resaltó.

“Sí quería enfatizar ese tema, de que en la construcción no se atendió lo que decía el proyecto Ejecutivo”, destacó el funcionario, quien aclaró en la rueda de prensa que la responsabilidad de cada etapa de las obras está perfectamente delimitada dentro de cada proyecto.

Los procesos de ejecución de la obra se supervisan directamente en los centros SCT, que son los responsables operativos de la Secretaría, añadió el funcionario.

Cabe señalar que dicho peritaje intependiente determinó que una alcantarilla en mal estado provocó en mayor medida el socavón que se registró en esa vialidad el pasado 12 de julio, pues también se detectaron fallas en los muros de contención en la zona del accidente y en la supervisión.

El socavón no se hubiese presentado con el problema de esa alcantarilla, señalaron los expertos que participaron en el dictamen durante la presentación del reporte este jueves. 

El integrante del grupo de expertos encargados del peritaje, Humberto Marengo Magallón, destacó que en el caso de la parte inferior del muro aguas abajo se presentó una erosión ante las lluvias en días previos al accidente.

Además, en esta etapa se formó un socavón en terraplén, el cual no se refleja en la superficie de la carretera, que es de concreto y no traduce las pequeñas ondulaciones que hubieran podido haber ocurrido, sin embargo, del lado de los muros aguas abajo de la alcantarilla era evidente, explicó.

Lo mismo ocurrió con el relleno de concreto fluido que cayó sobre la alcantarilla, en donde un bloque de relleno cayó encima, y al presentarse la precipitación del 12 de julio el material del terraplén alrededor del socavón perdió resistencia y fluyó en forma instantánea en gran cantidad, lo que provocó el colapso.

“No se necesitaba que parara ningún vehículo, ni siquiera una mosca, ya había perdido resistencia estructural el terraplén en el que estaba apoyado la autopista”, explicó.

Refirió que del 28 de julio al 6 de agosto se realizaron diversas acciones para destapar la alcantarilla en la salida del tubo, para no afectar la zona aguas arriba de la carretera, ni exponer a los trabajadores, y se analizó el tubo que había quedado tapado.

Una vez que se logró el acceso se encontró una gran cantidad de basura empacada, “la cual quedó atrapada aguas abajo del bloque de concreto fluido que cayó sobre el tubo”, señaló.

Comentó también que no se hizo la recolección de basura en los cauces antes de la época de lluvias, y también afectó que no hay un sistema de drenaje apropiado para aguas negras, por lo que las tuberías lo hacen directo al río.

La falla en la tubería tuvo así como origen alguna de estas causas, "el deterioro de la alcantarilla, el efecto del esfuerzo inducido por el terraplén y el peso propio del muro y la falta de resistencia residual del tubo”.

Aunado a la obstrucción de basura, como piedras, ramas y objetos plásticos, ubicadas a 47 metros a partir de la entrada de la alcantarilla, que ante la presencia de lluvias se presurizó y el agua salió por las grietas, argumentó el especialista.

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share