Especialistas devuelven esplendor al “Monumento a la Patria” en Mérida

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share

Mérida, 15 May (Notimex).- El “Monumento a la Patria”, uno de los sitios más icónicos de la capital yucateca, está por estrenar una nueva imagen, luego de la intervención de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quienes realizaron una limpieza y renovación en el lugar con el apoyo de las autoridades municipales.

Ese monumento, que fue construido por el escultor colombiano Rómulo Rozo entre los años de 1945 a 1957, es considerado parte esencial de la identidad de la capital yucateca, un auténtico “emblema” de Mérida.

La obra fue patrocinada por el entonces gobernador Ernesto Novelo Torres y costeada por el gobierno del estado con apoyo de otras entidades federativas; el diseño del proyecto fue de los arquitectos Max y Manuel Amábilis, hecho que está plasmado de una de las placas instaladas en las inmediaciones del monumental sitio.

La obra fue esculpida por el artista colombiano en piedra maciza, y es según varias narraciones encontradas en la Biblioteca Yucatanense, “una síntesis en piedra del México precolombino, que lucha por liberarse de la opresión española, que busca en la Reforma su consolidación como país; que vence la opresión del hacendado y que hoy vive en la modernidad”.

La obra tiene una forma semicircular, su cara norte simula el lago de Texcoco en el que es devorada una serpiente por un águila, ambos con motivos mayas, con dos columnas a cada lado que representan guerreros precolombinos dispuestos a luchar por defender a la patria.

Del ojo de agua sobresalen 31 pequeñas columnas que representan los estados mexicanos y a la Ciudad de México, en las que se pueden ver los escudos respectivos y fueron concebidos como signo de unidad nacional.

En la cara sur, punto final de la avenida Paseo de Montejo, destaca la figura de la Patria, una mujer de rasgos y vestimenta mestiza, con finos ornamentos en posición de genuflexión.

En esa misma cara, pero en el regazo, el monumento guarda una casa de paja, signo de la identidad maya contemporánea, y en su interior brilla una luz, rodeada de diversos símbolos mayas como jaguares, chacmoles, caracoles, crótalos, flora y fauna de la entidad que simboliza “la luz de la patria mexicana”.

Debido a su importancia histórica y emblemática, la actual administración municipal decidió canalizar recursos para la limpieza y revitalización del lugar, trabajos que empezaron en enero pasado y deberán concluir en las próximas semanas.

El director de Desarrollo Urbano, Aref Karam Espósitos, informó en entrevista que la inversión que se consideró para estos trabajos fue de dos millones de pesos y estuvieron a cargo del restaurador Mauricio Jiménez Ramírez, quien está avalado por el INAH.

“Los trabajos de limpieza incluyeron el retiro de manchas ocasionadas por micro-organismos, repintes de los delineados y limpieza de elementos metálicos originales y entre las acccio0nes más destacadas está la restauración integral del monumento, es decir que se llevarán a cabo procesos que permitirán que se conserve por mucho más tiempo”, aseguró.

Otro punto destacable, es que una vez que concluyan los trabajos se elaborará un manual final de conservación con recomendaciones de uso, a fin de que en el futuro, las autoridades tengan facilidades para mantener la obra en buen estado, comentó.

Cabe señalar que entre los trabajos que ha hecho el maestro Mauricio, destacan la restauración para el centenario del Teatro Juárez, limpieza química y estabilización del conjunto escultórico "Las Musas" y la decoración metálica de la fachada del Teatro Juárez de Guanajuato.

Asimismo, la aplicación de acabados del Santuario de Cristo Rey, en el Cerro del Cubilete, en la ciudad de Silao, Guanajuato, y supervisó la restauración de la escultura monumental de Cristo Rey, entre otros.

Sobre este tema, al alcalde de la ciudad, Mauricio Vila Dosal, recordó que el Monumento a la Patria es uno de “los 7 Tesoros del Patrimonio Cultural de Mérida”, que fue elegido por los meridanos junto con la Catedral, la Casa de Montejo, el Paseo de Montejo, la Zona Arqueológica de Dzibichaltún, el Teatro "José Peón Contreras" y las Haciendas de Mérida.

“El Monumento a la Patria de esta capital es el símbolo más evidente de la mexicanidad del pueblo yucateco, y es uno de los sitios con más tradición, de modo que con las obras de mantenimiento y restauración éste seguirá siendo un emblema de Mérida y su cultura”, precisó

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share