Como alguien que no sabía de verdades a medias, recuerdan a Emmanuel Carballo

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share

 

 

* Reconocía que ello le había causado enemistades y hasta el distanciamiento con autores como Octavio Paz

México, 19 Abr (Notimex).- A tres años de su deceso, el escritor y crítico literario mexicano Emmanuel Carballo (1929-2014) es recordado como una pluma que incursionó con éxito en varios géneros y que, como periodista, supo salir airoso incluso de una autoentrevista.

Publicado en el libro "Autoentrevistas de escritores mexicanos", que coordinaron Igancio Trejo Fuentes e Ixchel Cordero Chavarría, para la colección de Periodismo Cultural de la hoy Secretaría de Cultura, el texto causó revuelo por abordar temas como su despertar temprano a la sexualidad y el desarrollo de su vida amorosa y profesional.

¿Qué les hubiera gustado que les preguntaran en una entrevista? y ¿bajo qué circunstancias? fueron los cuestionamientos con los que 15 autores recibieron la invitación a participar en el proyecto.

Carballo dio así testimonio de que fue también su vida amorosa la que lo aproximó al mundo literario y éste a las mujeres con quienes vivió relaciones de pareja.

En su texto también aprovechó para denunciar que a los libros de crítica de poesía, cuento, novela y ensayo se les daba poco espacio, profundidad y universalidad, tanto en los suplementos culturales como en otros medios de comunicación, y lamentó la constante desaparición de espacios especializados en los diarios.

El testimonio “Es mejor que a mí no me cuenten algo importante porque lo divulgo. Lo que no cuento aquí, lo digo sinceramente, permanecerá sumergido. Una razón: porque no lo entiendo cabalmente; otra, porque me da pavor, compasión de mí mismo”, retrata su naturaleza como crítico, su tendencia a hablar de la verdad tal cual la percibía.

Y es qué según él, siempre decía la verdad por la educación que había recibido en casa. "El mandamiento ‘No mentiras’ y llevar tus verdades hasta el fin, lo aprendí en serio”, acción que –reconocía- le había cerrado puertas, causado distanciamientos y creado enemistades como en el caso de Octavio Paz.

Otro ejemplo de textos que dan cuenta del carácter de Carballo es el de Jorge Luis Espinosa, que en su libro "En memoria del fuego", asegura que el también ensayista “hizo de la pluma, puñal. Del oficio de crítico una fe”.

Una importante y fructífera etapa del crítico fue la de su participación en el suplemento "México en la Cultura", bajo la tutela de Fernando Benítez, misma que se consigna en las páginas del volumen que lleva como título el nombre de la publicación y cuyo autor es Víctor Manuel Camposeco.

Nacido en Guadalajara, Jalisco, en 1929, Emmanuel Carballo publicó "Amor se llama", "Eso es todo", "Gran estorbo la esperanza", "Los dueños del tiempo", "Agustín Yáñez", "La narrativa mexicana de 1910 a 1969" y "Nueve asedios a García Márquez" (en colaboración con otros autores).

"Protagonistas de la literatura mexicana", "Protagonistas de la literatura hispanoamericana del siglo XX", "Bibliografía de la novela mexicana del siglo XX", "Bibliografía del cuento mexicano del siglo XX", "Diccionario crítico de las letras mexicanas en el siglo XIX", "Diario público 1966-1968" y "¿Qué país es este?", entre otros.

Share on TumblrShare on Tumblr Share on MyspaceShare on MyspaceShare via emailShare via email Share